CASA DEL LIBRO TÚ LIBRERÍA ONLINE

sábado, 15 de diciembre de 2012

La buena amistad






En este instante en el que me encuentro ante la pantalla de mi ordenador, un pensamiento acude a mi mente; la comunicación y la amistad.

Creo que es la base de toda relación, ya sea amistosa o afectiva y que debemos aceptar que otra persona  nos comunique diferentes opiniones, pero sin perjudicar bajo ningún concepto nuestro propio yo.

Un amigo fiel es la fisiología de la vida. Aquél que te apoya, ayuda y está contigo en los buenos y malos momentos. La amistad duplica las alegrías y divide las angustias por la mitad. El verdadero amigo es como la sangre, que fluye por las venas sin ser llamada.

Guarda a un amigo bajo la llave de tu propia existencia. Un amigo, nos cuida por simple afecto. Nos  ayuda a resolver nuestros problemas. Nos ayuda a sonreír y nos hace partícipe de sus alegrías, escuchándonos sin esperar nada a cambio.
El buen  amigo, comparte y lucha porque tus sueños, sean una realidad,
ya que para un amigo leal, eres un tesoro que hay que proteger.

Una  amistad, te da la oportunidad de conocer lo más hermoso que hay en la vida, las buenas personas.









2 comentarios:

  1. Cuantas personas deberian leer tu reflexión Nuria, sobre todo aquellos que son egoistas y solo piensan en su propia conveniencia, utilizando a los amigos cuando les conviene, un abrazo y mucho ánimo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Lupe, la amistad debe ser siempre sana, de corazón, sin intereses, yo confio en que aún hay muchas personas nobles de corazón, gracias por tus palabras y un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar