CASA DEL LIBRO TÚ LIBRERÍA ONLINE

lunes, 15 de octubre de 2012

¿Somos conscientes del estado de pobreza a la cual nos está arrastrando nuestro gobierno?





La sensación de que vivimos sumergidos entre la sombra de la prima de riesgo y el fantasma de los recortes, que continuamente atacan nuestros sueños, empieza a ser asfixiante.
¡La gran excusa! ¿Son necesarios tantos recortes? ¿Es lógico y viable que ellos no se recorten, ni de sus restaurantes de lujo, ni de sus hoteles de cinco estrellas, ni de sus viajes en primera?
Necesito una ducha de agua fría, para engullir tanta desfachatez gubernamental. Este verano quedará en nuestras mentes, puesto que  arremete con un  caluroso agobio, al contrario de las penalidades que este sistema capitalista nos viene incrustando con doloroso énfasis en nuestros corazones que no podrán olvidar tantos desmadres y memeces reales de la verdadera situación, del porqué estamos al borde del abismo.
Pero también debemos de sentir lástima de la infanta cristina, ¡pobrecita! Que tuvo que ir a la playa con sobrilla y taper…  a la pobre tuvieron que reservarle el sitio dos coches de la policía y rodearles diez guardaespaldas para que nadie les molestara… ¡pobrecita!...
¡Vivir para ver! ¡Ver y prepárate para la precariedad de existir!
Este gobierno no parece reaccionar ante las invasiones a varios supermercados. No piensan en el efecto dominó. Tal vez están muy seguros de su fuerza y poder. Pero yo tengo muy presenta una gran frase…
Un valiente es valiente, mientras un cobarde quiere.

No hay comentarios:

Publicar un comentario